lunes, 1 de diciembre de 2008

En los setenta los directores de orquesta sí eran tres

Durante los setenta, tres fueron los grandes directores de orquesta que acapararon la atención de los melómanos mundiales: el austríaco Herbert Von Karajan (1908-1989), el húngaro Georg Solti (1912-1997) y el norteamericano Leonard Bernstein (1918-1990).

Hubo durante ese período otras batutas insignes como la del austríaco Karl Böhm (1894-1981) quien pese a su edad todavía dirigía, la del italiano Carlo María Giulini (1914-2005) o el rumano Sergiu Celibidache (1912-1996) quien casi no salió de Alemania.

Sin embargo los tres primeros eran los preferidos.

Karajan y Solti dirigieron ópera y música sinfónica, Bernstein solo lo segundo, y además fue un compositor de rutilantes y exitosos temas populares, descollando la comedia musical West Side Story. Karajan y Bernstein dirigían sin la partitura a la vista, Solti lo hacía siempre con ella al frente para brindar seguridad a los músicos y especialmente a los cantantes, tal su credo…

El estilo de Karajan era apolíneo: calmo y distante. Bernstein y Solti más dionisíacos, se preocupaban más por los aspectos emotivos de la ejecución.

Karajan comenzó su carrera al amparo del nazismo de la mano de Goering que lo oponía al insigne Wilhem Furtwängler (1886-1954), protegido de Goebbels y probablemente el más grande director wagneriano de la primera mitad del siglo XX. Ambos se detestaban, al punto que Furtwängler se refería a Karajan como “ese hombre K”. Terminada la segunda guerra y luego de un rápido proceso de desnazificación, Karajan escaló posiciones convirtiéndose a partir de los sesenta en el Director Musical de Europa, ostentando la conducción simultánea de las Filarmónicas de Viena y Berlín y participando en los festivales wagnerianos en Bayreuth.

¡¡¡Observen como en el ensayo antes de una función en medio de 100 ejecutantes descubre al que no tocó como el lo pidió!!! Su fama de distante y frío queda contrariada a través de sus gestos para con la orquesta, satisfecho por su desempeño.



Bernstein fue el más polifacético de los tres: compositor, pedagogo, pianista y director de la Filarmónica de Nueva York, y un verdadero ídolo mediático. Fue a el quien se le debe la resurrección de Mahler.

Lenny en estado puro: no solo se movía así cuando dirigía West Side Story, ¡¡¡sino que también lo hacía cuando dirigía a Beethoven o a Mahler y si se trataba de un concierto podía llegar hasta abrazar y besar al ejecutante solista!!!




Por último Solti, el más insigne wagneriano de la segunda mitad del siglo XX y discípulo en Budapest del compositor húngaro Bela Bartok (1881-1945), huyó de Hungría durante la segunda guerra mundial debido a su condición de judío –su padre pereció en un campo de concentración-, estableciéndose en Zurich como pianista, desarrollando luego lentamente una carrera en la dirección orquestal, que lo llevó por diversos países, hasta que a principios de la década del sesenta llegó a Londres, para a fines de la misma hacerse cargo de la Sinfónica de Chicago, a la que llevó a los mayores niveles internacionales.-

Solti dirigiendo en el orchestra hall de chicago con su típico estilo de "boxeador" lanzando trompis al aire. Fíjense como mira a los ejecutantes para señalarles sus entradas.




Hugo Perini, para Te cuento los setenta

12 comentarios:

Juan Pablo dijo...

Buenos días. Hace mucho que no pasaba por aquí.
Es excelente el blog!
Tengo una coleccion de LP de conciertos de Karajan. La heredé de mi padre, que era amante de la musica clásica, y fanático de este director.
Muy interesante el post.
Gracias

hugo dijo...

nos alegra juan pablo que te haya gustado el post y el blog...

fijate lo que son las modas: cuando yo compraba mis primeros discos en los 70, las versiones de karajan eran prohibitivas para mi presupuesto (trabajaba y estudiaba) por su precio, hoy se venden a precios de oferta...

gracias por pasar y dejar tu comentario.-

amor dijo...

hay cosas de bernstein como compositor que me encantan

hugo dijo...

contanos un poco más amor, no nos dejes con la intriga!!!

gracias por pasar!!!

Anónimo dijo...

hola! hoy descubri este blog, me traer recuerdos de niñez, porque fui una nena en los 70, pero meacuerdo de todas estas cosas!!! me encanto
me veras seguido
gabi08

hugo dijo...

nos alegra gabi que te haya gustado el blog, te esperamos!!!

diosita dijo...

mis adorados setenta...!mi adorado Bernstein y su interpretación de Vivaldi en "Concierto en Do Mayor para diversos Instrumentos..! mientras jugaba toda la noche al ajedrez. Vivaldi, el tablero y la felicidad. Aaah...!Gracias por tan lindos recuerdos en este blog.
cariños librianos.

diosita dijo...

mis adorados setenta...!mi adorado Bernstein y su interpretación de Vivaldi en "Concierto en Do Mayor para diversos Instrumentos..! mientras jugaba toda la noche al ajedrez. Vivaldi, el tablero y la felicidad. Aaah...!Gracias por tan lindos recuerdos en este blog.
cariños librianos.

hugo dijo...

gracias a vos diosita por pasar y dejarnos tus comentarios...

Gus dijo...

Hola Cando, Hugo, pasaba para comentarles que vuestro blog ha ganado un premio. Pueden pasar a retirarlo cuando quieran, está en la columna derecha de mi blog.
Abrazo!
Gus

Stella dijo...

Muchas gracias, Gus! Ya pasé yo a retirarlo!
Un abrazo

googler dijo...

peet58
shari62
xiuluozhan
xiuzhen36
baolong30