jueves, 22 de mayo de 2008

Elvis es Argentino

Elvis es nuestro. Nadie lo puede dudar. Elvis vive en Banfield, un poquito más al sur de del Valentín Alsina donde se crió y un tantito más del Parque Patricios que lo vio nacer el 19 de agosto de 1945, pero con otro nombre: Roberto Sánchez. Quiso las políticas de nombres del Registro Civil de la época que a los padres no le permitieran poner el nombre con el que se iría a conocer en estos pagos. Porque en Argentina, Elvis es Sandro.


Ya de pibe escribía poesías, aunque se escapaba de las clases de música. Cuesta creer que en el Secundario fuera expulsado del Colegio Nacional Mariano Moreno por su habilidad para dibujar, situación en la que lo hallaron reproduciendo algunas situaciones un poco subidas de tono. No quedó otra que salir a laburar.

Una vez, fue invitado al colegio en el que hizo la primaria para colaborar en el festival anual. El sketch sería una parodia del programa de Blakie, presentadora de moda en los ´60, en el que él haría de Elvis Presley. El primer tema fue en playback, pero cuando llegaba el segundo, se descompuso el tocadiscos. Robertito canto a Capella, ante la atónita mirada del público que no podían concebir tamaña potencia vocal en propiedad de un adolescente.

Tomo clases de guitarra y empezó a formar grupos de rock con sus amigos, hasta que dieron forma a “Los de Fuego”, en el que Sandro no cantaba, sino que era el primer guitarrista.

Tocando sin éxito en bailes, consiguieron que un representante los fuera a ver al Club Bomberos de Avellaneda. Cosas del destino: El cantante de Los de Fuego, se quedó sin voz (quizás por los nervios, vaya uno a saber) y a uno de los guitarristas se le cortaron algunas cuerdas. Sandro sacó pecho, le pasó su guitarra y se hizo cargo de la voz lider del grupo. Fue tal el espectáculo que brindó que el dueño del club pedía a los gritos que los bajen del escenario por promiscuos. En esas épocas, mover un poco la cadera y tirarse al piso, era pecado casi de excomulgación para la moralina argenta.

Al manager le fascino la actitud de Sandro y contrato al grupo, rebautizándolos “Sandro y Los de Fuego”. Les conseguía infinidades de bailes donde tocar y hacer unos pesos, pero eran rechazados una y otra vez por las discográficas. Más que nada por discriminación moral. Los veían y ni los escuchaban. Hasta que hizo una audiencia “casual” sin que se le pudiera ver la cara en el pasillo de CBS. El mismo hombre que lo había rechazado dos veces, quedo maravillado por la voz y lo contrató. Pero a él solo. Luego de dos simples de penoso éxito, Sandro consiguió que contrataran a sus amigos y editaron la canción clásica de Jerry Lee Lewis “Hay mucha agitación” (…shake, baby, shake…) el cual tuvo tal repercusión que el multifacético conductor Pipo Mancera (a quién alguno de mis compañeros, más erudito en la materia, debería dedicarle algun post) los llevó a su programa “Sábados Circulares”. Fue un escándalo: Un grupo de rock, con un cantante enfundado en cuero negro, moviéndose de manera sexual tirándose por el suelo.

Las Ligas de Madres (que no habían visto tal actitud ni en sus propias camas) presionaron al canal 13 hasta que suspendieron a Sandro por varios programas. Fue el mismísimo Pipo Mancera quien consiguió que volviera Sandro a su programa ante la amenaza de irse él también. Nadie se le negó, era el programa más visto. Sandro siguió presentándose en la tele. Allí fue cuando comenzó su costumbre de romper una copa con la mano mientras cantaba. Tiempo después, él diría que todos los sábados terminaba en enfermería, pero que a la gente le gustaba.

Luego de tres años, el grupo se disolvió y Sandro siguió su camino. Junto con Pajarito Zaguri “fundaron” La Cueva, la primera meca y caldo de cultivo para la génesis de nuestra camada de primeros rockers locales. Desde Pappo, hasta la primera formación de Los Abuelos de la Nada, todos pasaron por allí.

Pero Sandro, que siempre mantuvo una conducta intachable, prefirió alejarse del lugar al transformarse el mismo en un antro. Fue entonces cuando su carrera dio un giro inesperado. Se presentó en el Festival de la Canción de Buenos Aires donde estrenó su canción “Quiero Llenarme de Ti” ganando el Primer Premio. Y dándole un pasaje directo al cine. El éxito de sus películas “Quiero llenarme de ti”, “La Vida Continua” y “Gitano” repercutió en Santo Domingo, Costa Rica, Ecuador, México, Venezuela, Puerto Rico, y buena parte de los Estados Unidos.

En abril del ´70 viajó a New York a cantar en el Madison Square Garden. Nunca antes un artista latinoamericano había llegado tan lejos. Sin embargo no fue el único hecho histórico esa noche: fue el primer recital que se transmitió vía satélite en la historia.




Siguió haciendo historia al convertirse en el primer artista local en cantar en el Luna Park, y arrancaron las extensas giras que lo agotaron, prefiriendo dedicarse más tiempo a tocar en el interior de la Argentina.

No cabe duda que, si bien empezó su carrera en los tempranos Sesenta, la década del Setenta a nivel musica popular, fueron de Sandro. Nuestro Elvis. La mítica mansión no queda en Memphis, está en Banfield. Al igual que él, incursionó en el cine. Pero, aunque muchos no lo sepan, Sandro ganó un premio al mejor actor de televisión de la Asociación de Críticos del Espectáculo de…New York. Fue por su papel en la novela “Fue sin querer” de 1982.



No me voy a extender en el resto de su vida porque es caer siempre en lo mismo: éxito tras éxito tras éxito. Sin embargo, no quería dejar pasar esta oportunidad para recordar parte de la carrera de este ídolo, de esta leyenda viviente, quien, aunque muchos se nieguen a aceptarlo, fue el que popularizó el Rock en la Argentina. El primer reconocimiento del mundo del Rock lo tuvo de parte de Charly García y Pedro Aznar, quienes en 1991 lo invitaron a cantar en su disco “Tango 4”. La furia de Sandro cantando ese terrible rock and roll hizo que nadie pudiera llegar a criticar a Aznar y García por haber llevado a Sandro a ese mundo.



Finalmente, el homenaje real se le hizo en forma de disco tributo. “Sandro, Un Disco de Rock” contiene versiones de muchos exitos de Sandro en manos de Divididos, Los Fabulosos Cadillas, Attaque 77 y la Bersuit entre otros.

Es bueno acordarse de este tipo de artistas tan únicos y completos. Más allá de su indudable calidad como intérprete y sus actuaciones en vivo monumentales, Sandro es un compositor de letras único. Basta con prestar atención a cualquiera de sus canciones. Y curiosamente a alguien de su popularidad, su vida privada siempre fue un misterio. Un caballero con todas las letras y un ser solidario como pocos, de esos que no necesita decir que lo hace.



Yo no tengo dudas. Elvis es Argentino. Si, señor. Vive cerquita de mi casa.



Bruno, para Te Cuento los Setenta

25 comentarios:

Rubia setentosa dijo...

Y Rosa Rosa, tan maravillosaa
como blanca "de osa"
como me condena
a la dulce pena de viviiiiiiiiiir

No leí nada todavia, solo quería cantar yo primera!!!

Leo y vuelvo!!

Rubia setentosa dijo...

Estoy escuchando y viendo los videos.
Shhhh, no hagan ruido que está vantando el REY!!!

Papiiiiiiiiiiito muero de amooorrrr

Rubia setentosa dijo...

Vale suspirar???

Cómo te diré que ya no quiero mas saber de ti????

Me cuelgo del cable del maussssss

Georgie dijo...

Gran Post, Bruno!
Sandro, una maravilla... Aparte, yo que viví la época, les puedo asegurar que es admirable cómo se transformó, desde "ídolo del gronchaje", a "fetiche de amor de las señoras bien", convirtiéndose en uno de los escasísimos casos en que popularidad y calidad crecían de la mano.
Gracias, Bruno, por recordarlo.

hugo dijo...

un día, unos años atrás, pase por la calle corrientes justo cuando estaba por comenzar uno de los recitales de sandro. dos cosas me sorprendieron bruno:

1. las asistentes que esperaban para entrar eran masivamente mujeres de mi generación

2. en muchos casos estaban acompañadas de sus hijas de su generación

Stella dijo...

Holaaa!
A mi me pasaba que Sandro no me copaba demasiado. Me gusta mas ahora que de chica. Para mi vieja era un cochino, y para mi hermano, era un grasa!! Asi que no lo escuchabamos.
Me empezó a gustar mas de grande. De grande yo, no el...bué, el también! ajajaja
Ahora disfruto viendo un video, o escuchando alguna canción. Y puedo reconocer que realmente es un ídolo de generaciones de argentinas!

Muy bueno el post, Bruno!

Stella dijo...




Si quieren ver y oír a Sandro, Charly y Pedro, juntos en Tango 4, pueden ir a videoblog del link.

perlita de vulva dijo...

Yo creo que estás equivocada, sabés.Tampoco dios nació en este país, si no no estaría como está.

depre forever dijo...

Sandro, el primer rockero argentino.
Después se dedicó a la música para "sus chicas", pero igual es un grande.

Bruno dijo...

Morocha Arrepentida Setentosa: Vale cantar y suspirar, total, no la escuchamos.

Georgie: Gracias a Usted por el halago. Es uno de esos personajes a los que hay que hacerle homenajes en vida. La Argentina lo hizo con él. Debe ser una excepción en nuestra historia.

Hugo: Si! Es cierto! Tiene una legión de fans muy jóvenes.

Bruno dijo...

Perlita de Vulva: Más allá de su nombre que me recuerda a cosas un tanto de alto voltaje, cuál es el problema de decir que Elvis es argentino, aunque se a modo metafórico? Ya sabemos que Dios no es Argentino, aunque con la ausencia de milagros que hay ultimamente, me sospecho que ledeben de estar aplicando retenciones a la obra divina.

Depre Forever: Esa era la intención. Él es el primero.

La candorosa dijo...

Tenga cuidado don Bruno, que con este post, las chicas, le van a revolear muchas bombachas!!!! ajajjajaaaa

¡¡¡Quieeeero ienaaaarme de tiii!!...

Tenía una vecina que moría de amor por Sandro y se la pasaba cantando esta canción!!! (además cantaba muy mal!!!)...

¡¡Excelente su post, señor!!!, además me sirvió para conocer muchas cosas de este símbolo argentino!!

Saludossssss!!!!

franco tirador dijo...

Este Sandro es el que "imita" a Cacho Castaña??? jaja
besos y abrazos

ivy a go - gó dijo...

A mí me ENCANTA la "pequeña boquita" de Sandro......
Y él es ELVIS y un DIOS, por lo Haaarrmmoossoo!!!
Muy bueno Brunito!!!
Besotes a Gogó!!!

Bruno dijo...

Candorosa: Pobre de usted si tenìa una vecina que cantaba todo el tiempo y mal! Gracias por los halagos, Ale.

Franco Tirador: Yo también vi el reportaje de Gelblung al macumbero y poco caballero. Digo poco caballero porque se la pasa contando con quien anduvo, siendo la mayorìa mujeres que actualmente están en pareja. En fin, cada uno hace lo que puede.

Ivy a-go-go: Más que boquita es un buzón. Besos!

Stella dijo...

Perlita de vulva, Dios no nació en Argentina ni en ningun lado! El está desde siempre!

No, si el aire cordobés me pone metafisica! Mejor me vuelvo a baires! ajajjaa

K.Chivache dijo...

Elvis...cocho ;-)
Pero bué, está bien, el pibe se portó bien, puso guita en La Cueva, le gustaba el rock, pero más le gustaba la guita, así que donde vió el filón rajó para el lado que más vendía. Y mal no le fue.
Claro que escuchar esas versiones de los Beatles escritas por Ben Molar, es un dolor en el ídem.
Y reivindico al auténtico primer rocker argentino: Eddie Pequenino.

bruno dijo...

cachivache: Si aplicamos esas teorìas, antes de Eddie estuvo Oscar Aleman. Y si seguimos hurgando nos vamos a los primeros negros del áfrica que nos trajeron el camdombe a estos pagos y el blues a New Orleans.

SUSANA dijo...

¿Y qué le digo? Me pasé una vida mirando de reojo al Gitano!

Bueh, acá vamos! Supongo que era sexi, supongo que mucha gente piensa que cantaba bien y también supongo que su baile en el escenario era...también sexi!

Pero Brunito...entre nos...qué mal actuaba este hombre! duro como estatua de San Martín!

OK, OK las letras no estaban tan mal, y después de todo se ganó varios puntos por ser vecino suyo!

K.Chivache dijo...

Bruno: Estamos hablando de rock, y el pionero fue Eddie. Oscar Aleman no hacía Rock and Roll...

JP dijo...

A mi vieja le gustaba mucho.
Tenía todos los discos.
Una fans de Sandro.

Bruno dijo...

Kchivache: Dame una definición objetiva y convincente de Rock and Roll

MARISA,el rincón de mi niñez dijo...

¡¡QUE MIRADA ..QUE BOOOOCA!!Que hombre lindo era .Cuantos corazones rompió este señor.
Este año me ví casi todas las pelis.¡¡ que tiernas y romáNticas eran!!.

Patricia en España dijo...

Una vez más y tristemente, creo que hasta en la música somos un país racista o clasista, cuando era una adolescente no estaba bien visto que a alguno de nosotros le gustara Sandro (en esa época se decía mersa, negggrrross, ahora grasa??, groncho??) ni qué decir del folklore, chamamé en mi caso, pero ahora me doy cuenta de tanta boludez, qué voz, y qué sensual este señor!! Felicitaciones por el Post.

Gise =) dijo...

Ahh a mi tia se le cae la bombacha por Sandro, tan maravilloso!!! Ahora no veas lo beuno que estaba el tio, es que como para no tirarle la bombacha en pleno concierto, y como cantaba???
No se que edad tendria pero la señora que limpiaba en casa nos llevo al cine de la Boca a ver "Subi que te llevo" con Solita Silveira no me olvidare nunca!!!!
BEsikis y que bueno recordar que todo tiempo pasado fue mejor!!!!