lunes, 19 de mayo de 2008

Vivir para el arte, Vivir para el amor!




El 16 de setiembre de 1977 en su departamento parisino, sola y alejada del mundo, acompañada solamente por su ama de llaves y su chofer, fallecía María Callas a los cincuenta y tres años. En su diario, la entrada de ese día rezaba: …en los momentos más crueles, tú eres mi única preocupación, y tranquilizas mi corazón. El último llamado de mi destino. La última cruz en mi camino. Son los primeros versos llenos de desesperanza cantados por la heroína de La Gioconda de Poncielli. ¿A quien se refería: a su primer marido Battista Meneghini o a Aristóteles Onassis, su gran amor? Meneghini aseguró que se refería a el, Onassis había muerto dos años antes, sumiéndola en la tristeza y la soledad.

...

Sin embargo una palabra falta en esta cita textual, la primera: Suicidio…

Esta omisión dio lugar a todo tipo de interpretaciones sobre el deceso real de la diva, que falleció de un ataque al corazón según el certificado de defunción. Lo que se agravó debido a la rápida cremación de sus restos, cuyas cenizas sin embargo nunca estuvieron en el nicho del cementerio de Pere Lachaise -al que concurren aún hoy sus admiradores y donde nunca faltan flores frescas- las que fueron esparcidas recién en 1979 en el Mar Egeo.

La carrera de María Callas ocupó poco más de veinte años, entre 1942 y 1965: debutó en Atenas con Tosca, uno de sus roles más logrados, y culminó en Londres con el mismo personaje. Luego, a comienzos de los setenta, hizo giras mundiales dando recitales, en los que la diva no pudo mantener el nivel de sus épocas de gloria, lo que no fue óbice sin embargo para que sus admiradores concurrieran en masa a verla y oírla.

Su voz era una amenaza: inestable, escucharla podía a veces no ser una experiencia enteramente agradable, con matices que podían ser de una belleza singular, pero con otros que sonaban desafinados, llegando incluso al grito destemplado. Pero ella la transformó en una oportunidad, ya que como Callas sostenía, ella representaba mucho más que el bel canto: “Para trasmitir el efecto dramático, tanto al público como a MI misma, debo producir sonidos que no son bellos. No me importa que no lo sean, siempre que sean AUTENTICOS”

¿Que fue lo que hizo entonces de esta mujer legendaria una prima donna absoluta, en una época en la que brillaban también nombres como el de Renata Tebaldi o Joan Sutherland, y que aún hoy cautiva a los oyentes?

En primer lugar su entrega total: mantuvo un repertorio amplísimo, exhumando operas que hacía más de cien años que no se cantaban, con un enfoque intenso, dejando de lado en muchas de ellas lo que habían sido en el pasado –simples exhibiciones de virtuosismo vocal- para transformarlas a causa de su talento interpretativo y de su línea de canto en dramáticamente significativas y convincentes, exigiendo a su voz muchas veces más de lo que esta podía dar, y esa actitud arriesgada fascina a los amantes de la ópera, y por ello la amaron, aunque tuvo también por este enfoque muchos detractores, especialmente entre los más tradicionalistas.

Y en segundo lugar, su voz y como la empleaba: el toque Callas hacía que sus papeles fueran memorables y dramáticamente convincentes, aunque no siempre estuvieran exquisitamente cantados. En palabras de uno de sus más famosos admiradores John Ardoin “Cuando se había escuchado su voz, difícilmente se la podía olvidar. Era obsesiva y perturbadora; estremecía e inspiraba”.-



En el video Callas en el papel de la artista Floria Tosca, una de sus más grandes creaciones, canta en el Covent Garden de Londres en 1964 el aria Vissi d´arte de la ópera Tosca de Giacomo Puccini, que da título al presente. La acompaña el barítono italiano Tito Gobbi -probablemente el mejor artista de su cuerda durante la segunda mitad del siglo pasado y uno de los mejores en la historia de la ópera- en el papel del hipócrita barón Scarpia, Jefe de la Policía Secreta de los Estados Pontificios en la época de Napoleón, quien desea a Tosca, quien le pide por su novio el pintor Cavaradossi, un patriota detenido en las mazmorras.-
.
.
.

Hugo Perini y Stella, para Te cuento los setenta!

14 comentarios:

Ivy a Go - Go! dijo...

La verdad... maravillosa la gola de esa mujer! POR FAVOOORRR!!!
Maria Callas es un ícono de la ópera.
Me encantó concer más de ella...

Soy una de las que ama la ópera!!!
Es..., transportarse a un mundo tan melodioso e intenso....

Me encantó este post Stellita!!!!

Besotes a gogó!
Acompañados de un DO mayor de pecho!! :P
SOL DO! :P

amor dijo...

la única belleza está en la autenticidad, ahí estoy con la callas

amor

Stella dijo...

Ivy, si supieras los detalles amorosos de su vida te moriiiis!!!
Ella estaba casada con Meneghini, pero rompió con esa relacion y e puso de novia con Aristóteles Onasis. Al tiempo el se casa con la Kenedy y María Callas se entera por el diario!! SDin embargo toda su vida stuvo enamorada de el, y se dice que hasta fueron amantes. Cuando falleció su hijo, ella lo acompaño y lo contuvo en ese trance tan dificil.
Onasis falleció dos años antes que María. Lo que la sumió en una profunda tristeza!!!
Terrible!!!

Me alegro que te haya gustado el post!!
Besitoos
SOL DO!
ajajajaa

hugo dijo...

coincido con usted amor: tanto en la vida como en el arte solo lo auténtico perdura

y sino fíjese lo que pasa en esta época de ídolos con pies de barro...

saludos y gracias por pasar.-

Marta Salazar dijo...

pero qué buen artículo! mil gracias! a ambos y qué bueno es el trabajo en equipo, no?

gracias nuevamente, sigan así!

hugo dijo...

nos alegra marta que te haya gustado, gracias por pasar

MARISA,el rincón de mi niñez dijo...

Algunos me querrán tirar con tomates por el comentario,pero la ópera siempre me podujo tristeza un cierto bajón ,que me tira todos los años encima.
En fín ,pero el post está muy buen relatado.Besos para los dos.
Me voy antes que me maten!!☺☺

Una Pepina dijo...

En 1954 María canta Lucía Lammermoor en la Scala dirigida por Karajan. Terminada la función Toti dal Monte se acerca y le dice que aquella noche había comprendido por primera vez la música de Donizzeti.

De la misma forma que podía exigir su voz al máximo para interpretar lo que el autor de la obra había querido significar, a su entender, podía también cantar, como en Hamburgo 1962, una Habanera totalmente relajada y sonriente, disfrutando al máximo su interpretación.
María Callas es el símbolo de lo que es una Diva de ópera.

Logró hacer de ella, de su arte e imagen lo que se propuso. Llevó a cabo todas sus metas con la máxima presición y virtuosismo.
Es por eso que jamás pudo superar no poder conquistar plenamente a Aristóteles Onassis.

Una mujer que había nacido para ganar no pudo completar la segunda meta de su vida: el amor. Eso la mató.
Hay una versión de Un bel di vedremo que refleja esto.

hugo dijo...

marisa: es que la ópera es como la vida, triste y alegre, y como tal tenés las que te hacen sufrir siguiendo las vicisitudes de los protagonistas -tosca es un buen ejemplo de ello- y otras en las que te reís de lo que les pasa, especialmente en las de rossini, como el barbero de sevilla, o las de mozart como las bodas de fígaro, el rapto en el serrallo o cossi fan tutte y tantas otras operas buffas.

pepina: sin duda lo que señalás es lo que le permitió ser la prima donna absoluta, en una época en que no faltaban grandes sopranos precisamente.

por lo que decís de su fracaso en el amor, creo que por eso es que se identificaba tanto con floria tosca, quien como ella vivió para el arte y para el amor,y si bien alcanzó altos destinos en el arte como callas, ambas perdieron -si bien por motivos dierentes- a sus grandes amores.

es difícil decir que la mató o SI se mató, pero creo que más bien fue la muerte de onassis lo que sumió su vida en un vacío existencial, para el que la muerte fue una liberación.

gracias a las dos por dejarnos sus comentarios

La candorosa dijo...

ES que haber sido la más grande de todas en la lírica mundial, además de una mujer llena de belleza y magia no le alcanzó para ser feliz... vivir el amor plenamente fue su asignatura pendiente...

Me encanto el post, muchachos!!!!

Abrazotes!!!

hugo dijo...

un día candorosa le dijo a onassis: estamos malditos por tener tanta plata!!!

creo que el desamor en que vivió la marcó desde chica: el padre las dejó a ella, a su hermana y a su madre cuando era muy chica, su madre era una manipuladora, que solo pensaba en que triunfara para ganar plata, lo de su primer esposo meneghini, debido a la gran diferencia de edades parece más bien haber sido el encuentro de una figura paterna, si bien el dijo que había perdido un hijo suyo, lo que nunca quedó muy claro, y onassis, que creo que fue su gran amor, era una manipulador, que la usó mientras era famosa para que le abriera las puertas del jet set internacional, ya que si bien tenía plata era muy rústico, y cuando no le sirvió más la reemplazó por jackie, si bien ahí encontró la horma de su zapato, porque el utilizado terminó siendo el...y al final de su vida viejo, habiendo perdido a su primogénito y enfermo de miastenia, volvió a ella antes d emorrise, de cuya muete creo que nunca se sobrepuso

vida terrible la de callas: el triunfo y la soledad...

gracias por sus palabras

Bruno dijo...

Actitud rockera para la interpretacion. Si, señor. Pura actitud. Y si quisiera, podría haber sido mucho más prolija. Pero qué sentido hubiera tenido si no es lo que ella quería hacer?

hugo dijo...

creo bruno que a la callas le hubiera encantado su comentario!!!

espero que le haya ido bien en los exámenes.

Gise =) dijo...

Per piaccere... bellisima donna e bell canto!!!!
Si parecia que no movia la boca para cantar!!!!!
Chapo una idola!!!!!!!!!
Besikis!!!!!!!!!!1