viernes, 11 de abril de 2008

El día en que los argentinos nos levantamos con menos pesos

.
Desde mediados de 1940 y pese a las distintas políticas económicas y planes de estabilización o ajuste puestos en práctica por los distintos gobiernos de diverso signo que se sucedieron, la inflación, con distintos grados -desde un dígito anual hasta la hiperinflación- nos ha venido acompañando a los argentinos..


En 1969 el gobierno militar de entonces, convencido que el número de ceros de la moneda era incómodo para las transacciones económicas, decidió crear una nueva línea monetaria: el Peso Ley 18.188, que venía así a reemplazar -quitándole dos ceros, por primera vez entre nosotros, aunque no sería la última- a los billetes de la anterior denominación, los pesos moneda nacional.



El nuevo signo monetario hizo su debut el 1-1-1970, y hasta tanto no se completara la emisión de los nuevos billetes, los de 100, 500, 1.000, 5.000 y 10.000 pesos moneda nacional fueron resellados con la leyenda 1, 5, 10, 50 y 100 PESOS LEY 18.188.

Cuando apareció la línea nueva, esta presentaba sobre la anterior algunas innovaciones: por primera vez entre nosotros se decidió unificar al estilo norteamericano el tamaño de todos los billetes; además ya no contaban éstos como en la línea anterior solo con la tradicional efigie del general San Martín, agregándose ahora también la del general Belgrano en los de más baja denominación (1,5 y 10), que fueron los primeros en retirarse de la circulación al recrudecer la inflación. Finalmente, también comenzaron a mostrar en el reverso -además de hechos históricos, edificios y monumentos, como había sido tradicional hasta entonces- diversos destinos turísticos como Bariloche (1 peso ley), las Cataratas del Iguazú (10 pesos ley), las Termas de Reyes (50 pesos ley), Ushuaia (100 pesos ley) y posteriormente Mar del Plata (1000 pesos ley)

Al comienzo del nuevo signo monetario coexistían los precios expresados en ambas denominaciones, en pesos moneda nacional y en pesos ley, sin embargo mucha gente, la mayoría anciana, seguía manejándose en su diario vivir con la anterior designación.

Originariamente los pesos ley 18.188 se emitieron con valores de 1, 5, 10, 50,100. El dinamismo del proceso inflacionario, agravado a partir del rodrigazo, hizo necesario incorporar nuevas denominaciones como las de 500, 1000, 5000, 10.000, 50.000, 100.000, 500.000 hasta llegar finalmente al célebre palo ley.

.......

Vale la pena destacar que las monedas, que estaban contempladas en la nueva línea monetaria, dejaron de tener curso práctico muy pronto luego de su emisión por los motivos que ustedes imaginan.


Al asumir el gobierno constitucional elegido en marzo de 1973, denominó a esta línea monetaria como Pesos Decreto-Ley 18.188/69, mientras que el nuevo gobierno militar que lo sustituyó, eliminó de los billetes toda mención legal.
Créase o no, algunos países, con iguales problemas que nosotros por el número de ceros de su moneda como Italia con la lira y Japón con el yen, no se animaron sin embargo a tomar este tipo de medida, por temor a la reacción de la población al tener que canjear billetes de mayor denominación por otros de menor, aunque de valor de compra equivalente.

Trece años después de su nacimiento, y en medio de un fuerte proceso inflacionario, los pesos ley 18.188 fenecieron, siendo reemplazados a través de la ley 22.207 -eliminándoles cuatro ceros- por los nuevos “pesos argentinos”

Pero la cosa no terminó allí: la inflación siguió su curso, lo que hizo necesario la creación de nuevas líneas monetarias como el Austral, durante la presidencia del doctor Alfonsín, el peso convertible durante la presidencia del doctor Menem y el peso inconvertible (la denominación es mía), desde la derogación de la convertibilidad hasta nuestros días.

Pero todo esto es historia de otras décadas

Y para matizar un poco, podemos recordar las palabras de Tato Bores, en su Monólogo del 2000, que decía esto.... (para verlo entero, click acá)

Y aquí estamos señor. 30 años. 30 años bancándose 16 presidentes y 37 Ministros de Economía que se la pasaron diciendo "ESTA ES LA CRISIS MAS GRANDE QUE ESTA SUFRIENDO EL PAIS", "HAY QUE REDUCIR EL GASTO PUBLICO", "HAY QUE LABURAR MAS", "HAY QUE INVERTIR EN EL ISPA". Mientras tanto, quiere que le diga una cosa?, mire, este peso moneda nacional le arrancaron dos ceros por este otro peso ley 18188; a este le arrancaron cuatro ceros por este otro peso argentino, y como si esto fuera poco le sacaron tres ceros mas por este peso... por este Austral. O sea que extirparon, le extirparon nueve ceros a este pesito de acá delante. Y como este Austral equivale a mil millones de pesos moneda nacional, y como en aquel entonces se compraba con 83 $mn un dólar, este Austral equivale a DOCE MILLONES DE DÓLARES... lo cual parece un chiste, si no fuera una joda grande como una casa...
.
.
.
Por Hugo y Stella, para Te cuento los setenta!

23 comentarios:

Nadie dijo...

Siempre me acuerdo que mi abuelo habló hasta su último día de "millones de peso". Nunca pudimos hacerle entender los cambios y las quita de ceros.

hugo dijo...

a mis abuelos les pasó algo parecido nadie. no se la edad que tenía el suyo, pero por ejemplo mi abuelo tenía 74 y mi abuela 70 cuando los pesos ley con dos ceros menos comenzaron a regir, además nunca les había sucedido algo así en sus vidas, de modo que creo que fue una reacción bastante comprensible, pobres!!!

nosotros después tuvimos un gimnasia bastante amplia en esta materia...

gracias por pasar y dejar su comentario!!!

Bruno dijo...

Y si a la cuenta que hizo Tato, le sumaramos la del Peso Convertible de Curso legal, más su devaluación, creo que no alcanzan los ceros.

Muy buen Post!

hugo dijo...

efectivamente bruno. me alegro que le haya gustado nuestro post -incorpoar el monólgo de tato fue idea de stella- y gracias por pasar y dejar su comentario.-

Oscar dijo...

Por algún cajón tengo dando vualtas un sobre con "Fragatas", que durante mucho tiempo fueron el mayor billete existente: Mil pesos moneda nacional.
No fueron canjeadas a tiempo, y perdieron su valor. Que en ese momento no era poco...
Mi abuela las encontró meses más tarde y me acuerdo que se hizo bastante mala sangre...
Parece mentira...

hugo dijo...

recuerdo perfectamente a las "fragatas" oscar, para mi era el billete más lindo de esa línea de los "pesos moneda nacional" con su color azulado violáceo muy similar al de $ley 18188 (supongo que para hacer una asociación visual) y la fragata sarmiento navegando al dorso.

que yo recuerde solo dos billetes de esa línea tuvieron nombres populares, el otro fue el "canario" de $100.- -debido a su fondo amarillo- de la serie del progreso, que yo nunca vi.

a comienzos de los sesenta se agregaron los billetes rojos de $10.000 con san martín anciano por primera vez en la linea creo y el abrazo de maipú al dorso y luego el de $5.000 amarillo-marrón, con san martín adulto y el congreso nacional al reverso.

eso que usted comenta oscar, con el caos monetario que hubo en nuestro país, ha sido algo bastante frecuente, yo mismo encontré hace unos días un lote de diferentes billetes metidos en un libro. en el libro sobre bioy casares y su mujer silvina ocampo escrito por su ama de llaves de muchísimos años, jovita cuenta que un día encontró ordenando un placcard una valija repleta de billetes que no valían ya nada en esa época...

Stella dijo...

Esto de los billetes y su efímera duracion era terroble para la gente mayor! Con lo que les cuestan los cambios, encima con números!!!
Pero fue algo asi como pintoresco y todos les teníamos paciencia. Yo recuerdo haber escuchado en el almacen, o en la panadería... "A ver abuelo, muestreme la plata que tiene y yo le digo!!" ajaajaa

Y el monologo de Tato está buenisimo. El que relacionó el video con el post, en realidad fue Brunito, que tiene mejor memoria que to, y me lo sugirió!! Y la verdad, queda muy bien! Sin duda, los setentosos, somos un buen equipo!!

Gracias a tooodos!!
Besiiitos

hugo dijo...

como le decía a oscar stella, creo que los colores de los nuevos pesos ley al ser casi iguales a los de los pesos moneda nacional, trataban de crear cierta "adaptabilidad", pero como decís vos muy bien, al comienzo fue un verdadero caos, incluso con los precios escritos en las dos monedas...

bien por bruno entonces!!!

ADENOZ dijo...

Yo, que soy un rosarino rebanana, ya en ese tiempo vislumbraba los negocios como Sofovich detecta un gato en un monasterio. Es por eso que, previsoriamente, guardé una cantidad considerable de "pesos ley" en un lugar seguro (ahora mucho no me acuerdo donde los puse, pero no importa, ya saldrá a la luz).
La cuestión que me trataron de loco. Cuando los encuentre y los canjee al cambio actual.. veremos quién está loco!!!
No, si soy un león vendiendo Durax!!!

hugo dijo...

solo espero adenoz que no intente canjeársleos a los turistas por su poderosos euros!!!

no es por uno, vio?, es por el pretigio del país!!!

Félix dijo...

Ja, ja, ja, ja... Excelente lo de Tato.

Y ahora yo me imagino, cuando tenga como cincuenta años y exista el blog "Te cuento los 00", contando la historia de los nobles Patacones y Lecops, ja...

Ah, y gracias por explicarme todo esto de los billetes, porque ya pensaba que tenía millones de pesos y debo tener como tres mangos nomás, ja...

hugo dijo...

esperemos que la historia se corte con estos "pesos inconvertibles" félix y lamentamos haberlo desilusionado!!!

De Lirium soy dijo...

Mon Dieu! Por las que hemos pasado! Visto así todo junto me parece que chamusca las neuronas, no? Pero es verdad, nosotros enseguida nos adaptábamos pero los abuelos, pobres! Y Tato: un genio! Besos

hugo dijo...

yo creo que nuestro problema como sociedad de lirium ha sido la facilidad para adaptarnos demasiado bien a ciertas cosas que en otras serían inaceptables. como le decía a félix, esperemos no tener que volver a pasar más por estos cambios de moneda, que tato tan bien con su estilo señaló, especialmente en las últimas palabras de su monólogo. impactantes como siempre su dos últimos dibujos, especialmente el del martes pasado!!!

K.Chivache dijo...

Un marrón y un verde... así se hacía entender más de uno ante los cambios de valores. Era un quilombo. Si hasta llegaron aponerle un sellos a los pesos viejo para transformarlos en australes! Un sello! Cosa de confundir más, vió?
Ya pasaste a votar? Te espero y a todos para elijan...

hugo dijo...

tal cual k, era como vos lo recordás, ese era el lenguaje generalmente usado por los chicos y por los más grandes.

ya voté, por ahora vamos ganando!!!

Peter Mc Cut dijo...

por que a san martin lo pusieron viejo y a belgrano joven?... eso es discriminatorio, todos jovenes o todos viejos... estaban diseñados mejor los pesos antiguos que los de ahora...
que lindo blog, lleno de recuerdos... sigo leyendo, estoy enganchado!
saludos maja!

Peter Mc Cut dijo...

por que a san martin lo pusieron viejo y a belgrano joven?... eso es discriminatorio, todos jovenes o todos viejos... estaban diseñados mejor los pesos antiguos que los de ahora...
que lindo blog, lleno de recuerdos... sigo leyendo, estoy enganchado!
saludos maja!

hugo dijo...

no lo se peter. lo único que le puedo decir es que el san martín viejo vino, por primera vez creo, en los billetes de 10.000 pesos moneda nacional rojos, a mediados de los sesenta. coincido con usted en que los billetes antiguos,e specialmente los de los pesos moneda nacional, eran de mayor calidad en cunato a su diseño, imagino que porque se pensaba que duraban más, por la menor inflación.

me alegra que le haya gustado el blog y gracias por pasar.-

Kiri_dido dijo...

Recuerdo gran parte de esos cambios pero no nos preocupa mucho..pasaba y ya está. Acá nos pasó lo mismo (salvando las diferencias en la cantidad de cambios) con el paso de la peseta al euro. No sólo porque dejaba de existir la única moneda conocida sino porque los precios subieron y casi nadie reparó en ello...al principio. Un café valía 100 pesetas y al día siguiente valía 1 euro, 116 pesetas. Pero bueno, yo como argentina...me acostumbré rápido. Sobre la moneda actual de argentina mi mamá es una genia y me confunde...me habla de marrones y verdes y me vuelve loca. Recuerdo gracioso el del cambio de la moneda:-)

hugo dijo...

lo que paso con el cambio de las pesetas a euros kiri, es que fue algo que se hizo en varios países al mismo tiempo, lo que de alguna manera le dio cobertura a cada gobierno ante la opinión pública local, pero le reitero: ni italia con la lira ni japon con los yenes se atrevieron a hacerlo, pese a que lo estudiaron y estuvieron varias veces al borde, porque dudaban de si la población lo iba aceptar aunque en relaidad era lo mismo, que antes, pero con menos ceros...

lo que dice usted del aumento de precios locales, luego del cambio al euro, es algo que se escucha en todos los países que participaron del cambio de moneda local por la moneda común, como usted señala creo que el famosos "redondeo" fue el responsable...

saludos

Fede dijo...

Muy buen post, Hugo! Recién descubro este blog. Recuerdo que de chico tenía una fascinación especial por los billetes y los cambios de moneda...era algo que me llamaba mucho la atención. Tengo 31 años, o sea que pasé mi niñez durante los 80s, década en la que tuvimos dos cambios de moneda. De hecho, coleccionaba billetes, los tengo a casi todos. Hasta tengo un "palo ley". Ese sí que es groso groso!

hugo dijo...

me alegro fede que te haya gustado el post.

yo coleccione estampillas en alguna época.

lo que vos decís es terrible: vos conociste dos cambios de moneda en tu vida, yo CINCO en treinta años (1970 a 2001): de pesos moneda nacional a ley, de ley a argentinos, de argentinos a australes, de australes a convertibles y de convertibles a inconvertibles -porque en 2001 no hubo ceros, pero hubo un cambio también-

en cuanto al "palo ley", los billetes nuevos ya desmonetizados (llamados "sin pasar" en la jerga)en una época valían mucho porque los turistas los llevaban de vuelta a sus países de orígen como souvenir, y los entregaban diciendo: te regalo un millón de pesos!!!

alguno un poco despistado habrá creido, al recibirlo, que era millonario, en argentina claro...

saludos