jueves, 5 de junio de 2008

Give Lennon a Chance

A esta altura del partido, calculo yo que nadie desconoce quién es John Lennon. Y lo digo en presente, porque una persona como él, trasciende al tiempo y a las generaciones. Son de aquellos eternamente jóvenes. Sino saquen cuentas, nació en 1940, hoy tendría 68 años.

Vino al mundo en Liverpool, Inglaterra, una noche de bombardeos. Quizás ya desde el mismísimo instante en que vio la luz, sintió el temor en el aire y eso lo forjó el activista pacifista más conocido. Quizás no el más importante, pero nadie duda que Lennon es sinónimo de paz.

Que conoció a Mc Cartney y formó los Beatles como una derivación de los Quarrymen, es algo que tendría que analizarse en algún blog sobre los Sesenta. Como así también que en tan solo 7 años, cambiaron la historia musical para siempre. Nunca nada volvió a ser lo mismo después de los Beatles.

La década del ´70, sin embargo, arrancó con una noticia trágica para los fanáticos, los Fab Tour se separaban. Sin embargo, para Lennon fue algo liberador, dado que ya era notoria su inconformidad en el grupo. Si bien ya había editado algunos discos experimentales a finales de los ´60, inauguró la nueva década con el álbum John Lennon/Plastic Ono Band. Era notoria sus diferencias de prioridades respecto de Paul en este disco. Mientras McCartney cantaba “Silly Love Songs”, Lennon irrumpía con “Working Class Hero”, mostrando su lado más contestatario y protestón.

En 1971, la guerra fría Lennon-Mc Cartney llegó a su cúspide con la edición de Imagine. En una entrevista, McCartney había dicho un montón de cosas sobre Lennon y sobre como se separaron los Beatles, que a Lennon le molestó bastante. El nuevo disco de McCartney tenía una tapa en la que aparecía Paul con un carnero. Lennon le respondió con el tema How Do You Sleep y la arte de tapa del album en la que aparece sosteniendo un lechón...



Ese mismo año, John se muda de su mansión es Ascot a un departamento en el Central Park de New York, donde lo encontraría la muerte años más tarde.

La relación de Lennon con los Estados Unidos merece un capítulo aparte. En plena Guerra de Vietnam, Lennon salía a la calle con un megáfono y vestido de militar a arengar a la gente a que marche con él pidiendo por la paz. Una mañana, el mundo amaneció con un cartel que decía War Is Over, y abajo, entre paréntesis “if you want it”. Fue tanto el activismo de Lennon por esos años y la popularidad con la que contaba, que el FBI lo investigó durante meses, como sería reconocido años después. Fue en ese contexto que se editó “Some Time in NYC”, un disco registrado en vivo en Nueva York, con artistas de la talla de George Harrison y Eric Clapton.



En 1973 se separaría de Yoko Ono, mudándose a la costa oeste de los Estados Unidos en lo que se dio a llamar como “The Lost Weekend”. Durante ese lapso de tiempo, sale a la venta el disco “Mind Games” que tiene muchísimas alusiones al estado sentimental de Lennon en soltería, a pesar de tener algunas canciones con letras de fuerte contenido social.



Cataratas de alcohol, toneladas de cocaína, y malas compañías acompañaron a la grabación de Walls and Bridges. El disco fue número uno en Estados Unidos y los más melómanos lo consideran el mejor de su carrera solista (posición que comparto). Posterior al mismo, llegó Rock And Roll, con la producción de Phil Spector, con quien ya había trabajado en el disco Abbey Road de los Beatles, en el que Lennon tocaba todas las canciones que lo habían marcado en su adolescencia. Como curiosidad, este último trabajo cuenta con una foto de Lennon en la tapa que él mismo tuvo que comprar en una convención sobre los Beatles.



Durante la grabación de este último disco, Lennon empezó a verse de vuelta con Yoko, quien queda embarazada de quién sería el segundo hijo de John. Lennon, como reconocería más tarde, no había sido para nada un buen padre con el primero, Julian, de su primer matrimonio, ya que se vio profundamente absorbido por su carrera. Decidido a no atravesar por lo mismo, largó la música por un tiempo para poder estar con su hijo recién nacido, Sean, y devolverle algo del tiempo perdido a Julian.

A principios de 1980, Lennon se fue de viaje con la familia en un barco timoneado por él mismo hasta las islas Bermudas, donde se sintió con ganas de volver al ruedo (según contó él mismo) y fue allí donde terminó algunas canciones compuestas durante los 5 años de ausencia y compuso el resto de las que serían incluidas en “Double Fantasy”.

Con el cumpleaños número 40 de Lennon, sale a la calle el single “(Just Like) Starting Over”, como adelanto del álbum que vería la luz unas semanas después. Dicha canción tiene una letra compuesta para gente de 40 años, que veían para atrás y sentían que el tiempo se les pasó volando, pero que así y todo, pueden volver a sentirse jóvenes de vuelta, como “empesar de nuevo”. Pareciera mentira que mientras esa canción estaba rotando en las radios, un 8 de diciembre de 1980, con el inicio de una nueva década, el mayor referente de una generación fuera asesinado por Mark Chapman, delante de su esposa y en la puerta de entrada al edificio donde vivía. Volvía de grabar. Estaba en un momento de auge compositivo. Le robaron la vida.

Cinco tiros infames por la espalda bastaron para terminar con un ícono del pacifismo mundial y un genio de la música. Lo último que hizo en su vida John Lennon fue firmarle un autógrafo a su asesino. Su última frase, al ver que Chapman no se iba, fue "Qué más quieres de mí?"

Los ´70 empezaron con Lennon y se fueron con él. La nueva década, con música vacía de ideologías, haría que se lo extrañe aún más.


John Winston Lennon

1940-Eternidad

Bruno, para Te Cuento los Setenta

12 comentarios:

Anónimo dijo...

Te zarpaste con el material!!!

Gracias!!!!!!

Stella dijo...

ajajaja no sabia lo del carnero y el lechon!!!

Muy bueno, Brunisss

Imagine kisses
juaaaaa

OliverX dijo...

Bruno:
Lennon es, sin duda, una inspiración constante para emprender el camino por la paz.
Sus temas son bandera.
Me encantó tu biografía.
Me encantó 1940-Eternidad.

Abrazo hermano.

amor dijo...

soy incondicional de lennon

Jean Paul dijo...

Que triste lo que hicieron. Hay tantos boludos para pegarles un tiro.
En realidad cumpliría 68 en octubre. Pero que lástima, seguro tendría un par de discos más y grandes canciones guardadas. Que lástima. Hoy es un día que ando medio decepcionado con el mundo y pones eso.
La semana pensada se me ocurría que el tenía un carácter épico que tenían pocos músicos. ¡¡Le pegaron un corchazo!! Y creo que vos me contaste que lo último que dijo fue "Que más queres de mi".
No, no, ndada es casual. La muerte de George también tiene mucho significado. Pero en eso te abocaras mejor que yo en otro momento. Tendré que pasarme más seguido por este blog.

Horacio dijo...

mmmmmm... nunca lo soporté mucho a este tipo

Bruno dijo...

anónimo del principio: Y no tiré ni el diez por ciento de lo que tenemos para hablar de Lennon.

Stella: Cinismo puro.

Oliverx: Gracias por darte una vueltita por aca. Y comparto que Lennon es una inspiración para el pacifismo. Una muestra más que no importa la procedencia o profesión, siempre se puede militar por lo que uno cree correcto.

Bruno dijo...

amor: Somos muchos los incondicionales a Lennon.

Jean Paul: Es deprimente lo que mencionas. Tan paradójico como que un pacifista muera asesinado. Pero bueno, fue único en su especie, y lo que vale es que para muchos, él no solamente no murió sino que tampoco pasa de moda.

Horacio: Es una cuestión de piel, yo también tengo un montón de cosas que no me gustan y a muchos si.

La candorosa dijo...

Mis más sinceras felicitaciones, estimado Bruno!!!
Esta biografía, es para sacarse el sombrero...

Sin duda Lennon ha sido un ícono en la historia de la música, conjugada con un mensaje de paz para la humanidad.

Un ser, absolutamente respetado y respetable.

¡¡¡Un abrazo grandote y mi candor incondicional, señor!!!

Oscar dijo...

Hay tipos que han muerto de los que decís "qué lástima" y punto.

Hay otros de los que ni eso. Un "mirá vos" es todo lo que despiertan.

Y hay gente que te deja la sospecha de que si hubiera seguido viva podría haber logrado que el mundo fuera, por lo menos, un poco mejor.

No tengo la menor duda de que Lennon era uno de estos últimos...

JP dijo...

Un grande .
Imagine creo que es uno de los temas que son propiedad de la humanidad .
Leí que lo habían declarado "Himno a la Paz "

Juan Pablo dijo...

Muy bueno este post!
John Lennon tiene en este mundo, tantos fanáticos como gente que ama la paz. Demasiado pocos para mi gusto!