jueves, 12 de junio de 2008

Leche Hervida

…y la maestra me lo trae a la dirección porque le contestó mal. Y en el momento en que lo estoy retando y diciéndole que esas cosas no se las vamos a tolerar, el chico agarra una silla y la revienta contra la pared. Casi me muero. La mandé llamar a la madre y le conté y me dijo que no entendía qué le pasaba, que en el barrio le decían Leche Hervida por esas cosas que tenía así, de golpe. Y que era un chico amoroso, que había aprendido alemán de chiquito con el abuelo, que tocaba el piano, jugaba con los amiguitos, que iba con ella a misa… en fin, no sé. Le dije que lo sacara del colegio o sino lo tenía que echar, y lo sacaron. Después el papá lo anotó en el Industrial. Mire si yo me iba a imaginar…
- Directora del Colegio Cervantes.

Era un año más chico que yo cuando entró al Industrial, ahí lo conocí. Rarito, pero un pibe macanudo. Me empezó a seguir y a copiar en todo. Bah, en casi todo… Cuando yo largué el colegio, al poco tiempo él también. A veces íbamos juntos a ver a San Lorenzo. Y un día, al volver de la cancha, me cuenta que se había afanado una radio y que le había parecido divertido y muy fácil.
- Jorge Antonio Ibáñez.

Vivía acá a una cuadra, la mamá me lo pidió como favor y lo tomé de cadete. Un día vino y me trajo para venderme una radio. Se la compré, con la plata se compró una bici y no vino nunca más a trabajar.
- Sebastián Samban, farmacéutico.

Cae al bar donde nos juntábamos a veces y me cuenta que esa mañana se robó una moto que vio parada en una vereda y anduvo corriendo a mil por todos lados hasta que se pegó el palo contra un auto parado, y ahí la dejó tirada y rajó. No sé, me hizo reir y le conté que yo también me había choreado algunas cosas y me habían llevado en cana un par de veces.
- Jorge Antonio Ibáñez.

En una época volvió, porque los viejos lo hinchaban con que no hacía nada y empezó a estudiar para service de radio y tv. Pero estaba raro, ya era otro. Le empezamos a decir “Colorado”, como en la primaria – porque eso lo volvía loco y se calentaba – y nos puteó y se fue, y no vino nunca más.
- La barra del bar “La Perla”.

Venía a casa con mi sobrino, se iban al fondo y practicaban tiro al blanco. Tiene que ver la facilidad que tenía ese pibe con el revólver…
- Tío de Ibáñez.

Y un día nos mandamos y afanamos una joyería. Pavadas… adornitos, relojes, porquerías de barrio. Nos dieron dos mangos. Encima justo lo agarraron por lo de la moto y se pasó unos días en un correccional, sin venir. 17 años tenía en ese entonces. La vieja parece que lo mandó de vuelta a estudiar piano, me quiero morir…
Y bueno, empezamos a pegar algunos golpes. En general yo me robaba un auto y después salíamos a afanar por ahí por unos días, hasta que lo dejábamos y buscábamos otro. Andábamos mucho en boliches… con guita, jóvenes y con pinta, teníamos minitas a lo bestia. Pero a él no parecía que le gustaran demasiado…
- Jorge Antonio Ibáñez.

Harta estaba, harta. Demasiados problemas, y mi marido que parecía ni importarle. Un día él se tenía que ir al interior por trabajo y yo aproveché y me fui a Alemania a visitar a mi familia. Cuando volvimos los dos, Carlitos ya no estaba en casa. Tenía apenas 19 añitos…
- Aída, la mamá.

Me desperté con los dos tiros. Habían matado a mi marido mientras estábamos los dos dormidos. Grité y el más chiquilín me pegó un tiro a mi. Y mientras ese seguía buscando y robando cosas, el otro me violó. Se llevaron la plata y unos relojes de esos para autos que vendíamos en el taller.
- Esposa del sr. Bianchi.

Nos cebamos. Menos de dos semanas después, nos fuimos una noche que estaba cerrada a Enamour, que era una boite (no se decía boliche en esa época) de Olivos. Entramos por una ventana y nos topamos con los dos serenos apolillando. Carlitos los reventó a tiros en las camas. Nos llevamos la guita y en la calle le digo “Al pedo los mataste, estaban re dormidos”, y me dice “¿Y qué querías? ¿Qué los despertara…?”
- Jorge Antonio Ibáñez.

En esa época los conocí yo. En los boliches, en la noche. Empezamos a salir. Jorge mucho no me tragaba, Carlitos sí. Nos robamos un par de motos para salir a yirar. Y le presté a Carlos un fierro que había en casa.
- Héctor Somoza.

A mi ya me empezaba a asustar, porque le encantaba matar. Al supermercado Tanti, por ejemplo, entramos a afanar por el techo y empezó a hacer ruido al pedo, para que el sereno se despertara. Y al final se despertó, y ni bien lo vio venir le pegó dos tiros y estaba feliz. Ahí por primera vez afanamos buena guita. Nos chupamos un whisky en el piso, entre las góndolas y junto al sereno muerto. Y nos fuimos en la moto.
- Jorge Antonio Ibáñez.

Hacía como veinte días de lo del Tanti y me aparece en el hotel Jorge, con un Dodge que se acababa de afanar y me cuenta que había matado al sereno del garage y que nos fuéramos. Y en el auto me dice que le tiene muchas ganas a la Virgi, una pendeja que veíamos siempre en los boliches, y que quiere que se la consiga. Y bueno, fuimos a buscarla y la encontramos. No quería subir, así que le apunté y se aflojó al toque. Jorge estaba dado vuelta, la llevamos a la Panamericana, paró ahí al ladito de la ruta y la violó. Después le dijo que se fuera, la piba arrancó caminando como podía y me dijo a mí “Tirale”, y yo le pegué cinco tiros. Fue hasta el cuerpo y le afanó la cartera. Hicimos diez cuadras, se estrelló contra un cartel porque estaba reloco y nos tomamos un bondi…
- Carlos.

Diez días después de lo de la Virgi me recalenté con una piba que era modelo y se llamaba Ana María. Primero agarró viaje y venía, y yo quise ir al mismo lugar y paré el auto justo donde habíamos estado con la Virgi. Y ahí me empezó que no, que estaba indispuesta, que otro día, que nos encontráramos… la empecé a desnudar y me pegó. La eché del auto, y cuando se iba Carlos le pegó siete tiros por la espalda y le afanó todo. Para colmo, al arrancar para irnos paró al lado del cadáver y le metió un tiro en una mano. Ahí pensé “con éste no sigo…”
- Jorge Antonio Ibáñez.

Bien, bien, nunca se supo. Iban los dos juntos en el auto y chocaron. Eso era casi normal, andaban siempre en pedo. Jorge murió. Después dijeron que Carlos lo había matado a palos y simuló el accidente para cubrirlo. Andá a saber… lo cierto es que ahí empecé a laburar yo con Carlitos.
Fuimos a afanar al supermercado Rolón, pero no encontramos nada. Para colmo hicimos mucho despelote, se levantó el sereno y Carlos lo mató. Nos fuimos sin un mango…
- Héctor Somoza.

Después de eso afanamos dos agencias de autos. En la Pasquet no lo podía encontrar al sereno, el guacho se había quedado dormido en una fosa de la parte del taller. Obvio que fue boleta ni bien lo encontré. Y después en la Puigmarti, ahí sí buena guita. El ganso de Héctor le pegó al sereno en la cabeza y me lo trajo al primer piso, como si a mi me sirviera para algo. Le pegué dos tiros y empezamos con el soplete a abrir la caja, tardamos como cinco horas. Nos llevamos un Chevy y rajamos.
- Carlos.

Y bueno, el 3 de febrero de 1972 fuimos a robar a la ferretería de Masseiro, en Carupá. Carlos lo mató al sereno antes de que se diera cuenta. Y empezamos con el soplete, turnándonos porque hacía calor y era insoportable. Y en un momento que él estaba trabajando, yo por hacerle un chiste voy por atrás y lo agarro como para ahorcarlo, pero en joda. Se dio vuelta y me pegó un tiro. Y cuando vio que era una herida apenas, me tiró de vuelta. Y después me quemó la cara y las manos con el soplete para que no me reconocieran, embolsó la plata y se fue. Pero mire si sería bobo, me dejó la cédula de identidad en el bolsillo…
- Héctor Somoza.


Ese mismo día lo agarramos. A medida que aparecían las cosas que había hecho, no lo podíamos creer. Ese nene con cara de angelito era el mayor criminal de la historia argentina. Bah, por lo menos de los que actúan solos, no sé si me entiende…
- Subcomisario Felipe Antonio D’adamo

No sé qué decirle… no es sencillo de explicar. Lo que sí le aseguro es que un chico de veinte años no puede vivir sin plata y sin coche.
- Carlos Eduardo Robledo Puch.







26 comentarios:

Oscar dijo...

Básicamente está hecho siguiendo un maravilloso artículo de Osvaldo Soriano en "Artistas, locos y criminales". Y, obviamente, inventando declaraciones. En estos días, a raíz de lo de Barreda, formalizó por primera vez un pedido de libertad, a la que numéricamente puede aspirar. La Sala I de la Cámara lo denegó por creer que sigue siendo un peligro. Robledo Puch fue detenido en 1972, cuando apenas tenía 20 años. Todos los crímenes los había cometido en los doce meses anteriores. Hoy está detenido en el pabellón de homosexuales en la cárcel de Sierra Chica.

Stella dijo...

Oscar, que te puedo decir? Buenisimo el post! Me encantó como lo encaraste!

Yo me acuerdo de el, era chica, en el 72, tenia 12 años, y sin embargo me acuerdo muy bien! Es que salia en la tele a cada rato, todo el mundo hablaba de eso!
Reloco el pibe! Flor de asesino!

Un beso!

Gise =) dijo...

Dios que vida, espero que la justicia sea sensata y no lo deje en libertad nunca más...
y otro lado buen curro te has pegado con tanto detalle ehh!!!!
Besikis y siempre es bueno recordar estas historias sobre todo para que los que afanan no crean que quedaran impunes...

ivy a gogó! dijo...

Muy bueno Oscar!!!
Me enteré de varias cosas, che!
Con esa carita..., quién lo hubiera imaginado.
Excelente post!
Un beso a Gogó!

Nobel prize blogger dijo...

Querido Blogger

Nuestro equipo ha considerado su blog para integrar el Top 100-Blogs ARGENTINA
Si acepta esta designación favor pasar por nuestra web y dejar sus datos en la zona de comentarios.
Está atento de las Novedades y Rankings.

Toma nuestro banner y pégalo en tu magnifico blog desde ahora. Tus amigos y visitantes se irán familiarizando con este tu nuevo hogar.

Atento saludo

NPB-Team

Oscar dijo...

Viste, Stella...? Todos nos acordamos de esta joyita. Aunque pensando en algunos que vinieron después, es un nene de teta...

Gise =), es cierto... está bien que de tanto en tanto alguno de estos no salga, para que nos creamos que es en serio...

Ivy... lo de la cara es muy loco. Como para hacerles entender a muchos policías que creen que ser feo o morochón es suficiente para maltratar a un tipo y pedirle documentos como si fuera un delincuente. Este era lindo y blanquito y te cosía a balazos...

Stella, te encomiendo esto del Nobel...

minimumi dijo...

El artículo muy bueno. Me dio mucho asco.

"Hoy está detenido en el pabellón de homosexuales en la cárcel de Sierra Chica."! ¿Alguien me explica si esto es bueno o es malo? ¿Comparte celda con lesbianas? ¿Sirve para algo?

Stella dijo...

Bueno, Oscar, lo miro y les comento. Gracias!!!
Beso

amor dijo...

me has recordado la canción de sui generis, la de mr jones

en españa teníamos al lute, que luego se reconvirtió, en los 80, por eso dice sabina "el lute cuando era el lute"

MARISA,el rincón de mi niñez dijo...

Oscar...Yo era muy chica 4 añitos. ,pero como no recordar ,al "Ángel malvado".
Muy bueno el post Muy bueno,¡¡escalofriante!!
Pero después de haber leído todo esto,después de tener mucha desconfianza frente a todo hecho de injusticia en este, a pesar de todo ,maravilloso país.Por que siempre gana, el mas fuerte el mas poderoso.Tiemblo con solo imaginar que pueda llegar a suceder lo mismo que con Barreda.¡¡mató a toda su flía, A SU HIJA ,¿como hace esa mujer para dormir en su propia cama?Dios no entiendo nada .No quiero imaginar lo peor.Sigamos teniendo fé que alguna vez todo esto cambiará.
Saludos.

Anónimo dijo...

Te digo algo, al principio pensé que el relato era sobre otros personajes : Bolazo, Verbitschy, Biersa, Cunquel, etc. Creí que era como se iniciaron algunos montos aliados del actual gobierno kk

Oscar dijo...

Gracias, Minimumi. Las cárceles no son nunca mixtas, por ende obviamente no hay lesbianas. Ignoro si en las cárceles de mujeres hay pabellones para homosexuales. Y el sentido es evitar situaciones de sometimiento que (si les pasa a los heterosexuales...) en los casos de los gays pueden ser muy crueles.

Amor, es cierto... una familia muy normal. Bah, pareciera que el resto si, el nene les salió medio... no?

Marisa, me parece que es diferente. No voy a defender a Barreda, pero digamos que nunca demostró ser peligroso para la sociedad en su conjunto; su furia fue muy dirigida a su entorno. Carlitos en cambio repartía balas por todos lados...

Anónimo, si pretendía ser gracioso, a mi al menos no me lo pareció. Para confundirse hay que estar muy alejado de la realidad. Tal vez así se hayan iniciado algunos otros personajes a que seguramente te caen simpáticos. Otro Angel, por ejemplo, pero rubio. A los que me refería cuando dije que Robledo fue el mayor criminal de la historia argentina entre los que actuaron solos. Porque los mayores criminales vinieron unos años después y más organizaditos...

minimumi dijo...

Siguiendo con la distinción a homosexuales, entonces es preferible ser, hacerse (o proclamarse) homosexual para que no ser sometido por los heterosexuales que son más crueles...

¿Cuánto nos cuesta el día de cárcel de uno de estos señores asesinos homosexuales incurables?

Oscar dijo...

Minimumi, no tengo los números. Seguramente lo mismo que el día de cárcel de cualquier otro preso, y mucho menos que el día de jubilación extraordinaria de presidentes que llevaron al pais a la ruina o el de retiro de generales que mataron mucha más gente.
No entendí lo de "incurables". Ni el carácter de homicida ni la homosexualidad son enfermedades...

minimumi dijo...

Perdón: Irrecuperables quise decir.
No creo que Puch cueste lo mismo que cualquier otro preso de cualquier otra cárcel del país. Sin cifras sólo podemos especular.
¿Cómo? ¿Así que Lousteau va a cobrar jubilación extraordinaria?
Los argentinos somos incurables...

La candorosa dijo...

¡¡Quien no lo recuerda!!!...

Le cuento que lo más gracioso que llegué a escuchar, cuando se comentaba lo terrible que había sido su breve vida delictiva, fue de una señora que dijo:

-¡¡Pero que barbaridadddd, tan bonito y rubio que se lo ve!!! (?)

Mentes siniestras y perversas, siempre han existido.
Este país tiene varios rostros de "ángeles rubios" en los anales de asesinos...

¡¡Saludos y felicitaciones por su post, señor!!

JP dijo...

muy buen el post.
Leía y es sorprendente la sangre fría de este hombre.
Leí que no le dan muy bien los exámenes psiquiátricos como para que le den lo mismo que a Barreda.
Saludos

franco tirador dijo...

Volvió el blog de Franco...
www.yonosoy-sosvos.blogspot.com
saludos

Bruno dijo...

Como amante del derecho y la justicia, lo que voy a decir choca un poco con mis principios:



Cuando veo casos como este me replanteo seriamente si sirve para algo intentar resociabilizarlo.

Casos como este hay muchos, pero son de negritos y la prensa obviamente no le da bola.

maria jesus dijo...

Escalofriante el relato.¿Que pudo pasarle para llegar a eso?. Muy buena y trabajada tu entrada. Un saludo

Nadie dijo...

Moraleja: aprender piano no sirve para suavizar el carácter.


Excelente post!

Julieta dijo...

Me hiciste recordar muchas cosas de este engendro del diablo .A veces me pregunto :se nace malo ?o son circunstancias las que que llevan a un chico de clase media a convertirse en un monstruo ?Pidió salir en libertad ,menos mal que se la negaron ,ya tenemos bastante con los que están sueltos..

Oscar dijo...

Minimumi, es verdad... puede ser cualquier variante.

Candorosa, gracias por la felicitación. Lo de la señora efectivamente es gracioso... pero a la vez terrible. Y sí, los ángeles que nos tocan últimamente son de lo peor que hay...

jp, parece que de este zafamos por un tiempito. Encima dijo que no se escapa porque se lo prometió a la mamá. No hay como los tipos de palabra...

Oscar dijo...

Bruno, yo hace rato que asumí que la idea de que la pena privativa de libertad es para resocializar es una mentira que nos hace sentir menos mal. Sino que me expliquen la reclusión por tiempo indeterminado, sin posibilidad de salida. No digo que esté mal, ojo, creo que en algunos casos - éste por ejemplo - nada hace pensar que deban quedar en libertad...

Gracias, María Jesús y Nadie. Yo creo que no puede ser sólo formación y educación, debe haber alguna falla de fábrica. Este era hijo único, pero muchos parecidos tenían hermanos y todos eran gente normal. Andá a saber qué cromosoma, gen o glándula se te chispotea y prepara el terreno...

Julieta, es más o menos lo que yo también dudo y acabo de decir. Me tienta pensar que es una mezcla de algo genético y las circunstancias sociales, familiares y educacionales. Pero confieso que es teoría pura sin la menor base científica, al menos en mi caso...

minimumi dijo...

Se habló en los comentarios de resocializar y resociabilizar. Si uno resocializa a alguien es que alguna vez ese alguien estuvo socializado.
¿No sería mejor plantear que nunca estuvo socializado y hay que socializarlo de una vez por todas?
En los pabellones para homosexuales, ¿los carceleros también los son para evitar crueldades?

Blue Fairy meets Gepetto dijo...

la verdad no tenia idea de la historia de este tipo, asi que la data fue muy esclarecedora. pero tambien te hace pensar en sus primeros pasos en el colegio y su furia, no hace recordar a episodios actuales en los colegios??? estamos criandolos y pronto no tendremos uno solo en la carcel sino muchisimos sueltos...